Carta al alemán (I)

Creo en los cuentos de final feliz. El de éste, no sé si lo veré, pero confío, en que tarde o temprano, alguien, sea capaz de mandarte al sitio que te mereces.
Tania CaMon

Tania CaMon

Vamos a encontrar el equilibrio entre todas las áreas de tu vida.

Comparte el post
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Solo puedes robar una vida, solo una. No te puedes llevar por delante más de lo que ya es demasiado. Debemos mantenerte a raya, no dejarte invadir más territorio del que ya has arrasado. No es justo.

Aceptamos que no te vayas, nos resignamos a tener que verte todos los días, pero no tengas encima la poca vergüenza de querer robarnos más todavía. No te podemos robar a ti, eres como la banca que siempre gana, no seas encima como el abusón de los colegios que sigue y sigue y sigue….

Te has instalado en casa de mi madre, nos la estás robando poco a poco, día a día…, pero no te voy a dejar que me lleves a mí por delante. No te lo voy a permitir, primero por ella, que me necesita, pero también por mí misma y por mis dos pequeñas que me necesitan también.

Voy a intentar que no puedas conmigo, que cada vez que me desafíes y me interpeles, sea capaz de taparme los oídos y gritar “Habla Chucho que no te escucho” como cuando era pequeña, y que te hartes, y que te relajes, y que me dejes en paz, y de paso, la dejes un poco en paz a ella.

Y nos dejes disfrutar sin ti. Voy asumiendo que no te podremos dejar K.O. pero también que vamos a ganarte todas las batallas que podamos, y mientras podamos. Y a sacarte la lengua. Y a reírnos de ti. Y a burlarnos, como tú también intentas hacer con nosotros cada día, varias veces.

Intentas sacarme de quicio, que me ponga nerviosa y te mande a la mierda, sin darme cuenta que como eres un cobarde, siempre te escondes detrás de ella, y entonces parece que es a ella a quién insulto. Qué poco valor.

Pero no se ha escrito aún tu final. Y yo creo en los cuentos de final feliz. Y el de éste, no sé si lo veré, pero confío, siempre confío, en que tarde o temprano, alguien, sea capaz de mandarte al sitio que te mereces…

Mientras tanto aquí me quedo, enfrentándote, mirándote a la cara, con rabia, con odio, pero también con lástima, porque tienes la cruz de no caer bien a nadie. Pero, perdona que te diga, no te lo mereces. Puto Alzheimer.

Este post pertenece a la categoría “Cartas de puño y letra”, donde me expongo desde las entrañas, con el corazón en la mano y de la forma más personal que puedo. Es mi espacio para ser políticamente incorrecta, y espero que me disculpéis si no siempre cumplo con vuestras expectativas. Pero también será donde me podáis ver sin filtros, sin maquillaje, como soy cada día en la intimidad. Será la forma en que me conoceréis realmente y espero que sepáis entenderla, y mejor aún, animaros a compartirla y responder a esta correspondencia

22 comentarios

  1. Hay otros cabrones, con otros nombres, pero siempre es lo mismo. Se esconden y te tocan las narices hasta que por momentos dejas de ser tú, traicionada por esa rabia.
    Son brutales tus palabras porque describen la maldita realidad, esa que tampoco filtra.
    Sigue…

  2. Tienes las armas, el coraje, la lucidez y el corazón para empuñarlas en esas batallas que vendrán, ojalá puedas ver cómo se derrota al enemigo.
    Un abrazo

  3. Guau! Que bello Tania, desde tus entrañas… me ha encantado leerte y sentirte en el camino de lucha y esperanza.

    Por muchas pequeñas batallas ganadas …

    A ti corazón y a ella un gran abrazo❤️

    Y Gracias infinitas por mostrar lo que todo el mundo esconde🙏🏽

    1. Gracias María, es muy importante aprender a aceptar, vivir y ser feliz con lo que nos va tocando. Si con mi reflexión, ayudo a que otra persona, aunque solo sea una, lo haga también, me daré por satisfecha.
      ¡Un abrazo!

  4. Pues si Tania una carta llena de verdades como puños, la cual muchas enfermedades se esconden detrás de un ser querido, es mucho el sufrimiento que se padece, tanto en esta como en otras que hasta el nombre lo tiene feo, pero llegará el día en el cual nosotros si podamos reírnos de ella. Esperemos que se pueda aportar más en investigación que es lo único que algún día frene estos males.
    Un beso y felicitarte por esa carta tan emotiva y tan «desde dentro del corazo».

  5. Qué energía Tania, noto tu rabia en esas palabras, y también la fuerza que tienes para seguir luchando. Ojalá encuentren pronto el remedio a esta maldita enfermedad, y llegue ese final feliz tan deseado.

  6. Precioso.. mejor expresado imposible! Que injusto es todo pero quiero pensar que tarde o temprano acabará! Un abrazo Tania! Que bonito escribes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TANIA CAMON será responsable de tus datos, se enviarán a Webempresa para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace en base a tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.